Skip to main content
<-div class="row">

7 razones por las que mantenerse hidratado es bueno para tu salud

7 razones por las que mantenerse hidratado es bueno para tu salud

señales - mantenerse- hidratado
  

Toni Calderón - 07 de abril de 2021 - Hidratación

Mantenerse bien hidratado es bueno para la salud de las personas. Eso lo sabemos todos los que formamos parte de la comunidad #NaturalDrinkers, ¿verdad? Pero, ¿cuáles son las razones que lo explican? ¿Por qué es tan bueno beber agua para los seres humanos?

Hoy nos hemos propuesto hacer un listado con las razones más importantes. Si te parece bien, les echamos un vistazo aquí abajo. ¡A por ellas!

Ayuda a responder ante las enfermedades

Eso es. Beber agua nos ayuda a luchar contra la gripe e incluso puede mejorar la respuesta de nuestro organismo ante el reumatismo, la artritis o los cálculos renales, por ejemplo.

Te ayuda a recuperar energía

Como ya hemos comentado en alguna ocasión, el agua nos ayuda a eliminar toxinas y todo aquello que el cuerpo ya no necesita. Cuando falta agua en nuestro cuerpo, el corazón debe emplearse a fondo para bombear la sangre oxigenada por todo el organismo. Eso hace que nuestro rendimiento muscular baje y que nos sintamos cansados. Beber agua de manera regular hará que estemos siempre en plena forma.

Termorregula tu cuerpo después del ejercicio

Si haces ejercicio ya sabes lo bien que viene beber un poco de agua después de un esfuerzo. Esto tiene que ver con la termorregulación de nuestro cuerpo. Una de las funciones del agua es liberar el calor del organismo cuando el sudor se evapora de nuestra piel. Una temperatura corporal bien regulada hará que tus músculos estén siempre bien lubricados, tus ligamentos a pleno rendimiento y el riesgo de sufrir calambres o esguinces, a raya.

Reduce el riesgo de sufrir problemas de corazón

Una buena hidratación favorece que la sangre fluya mejor y que al corazón le cueste menos bombearla por todo nuestro cuerpo. Por eso cuanta más agua bebemos más facilitamos su trabajo.

Ayuda a aligerar tus digestiones

Cuando bebemos agua en la cantidad recomendada por los especialistas, ayudamos a que nuestro cuerpo descomponga los alimentos de la manera adecuada y de absorber los nutrientes que tanto necesitamos. Por eso es importante beber agua en ayunas y, en general, en cualquier momento del día.

Hace que tu piel luzca mucho mejor

Beber agua asiduamente y ser constante en nuestros hábitos también nos ayuda a estar más bellos. El agua echa una mano reponiendo los tejidos de la piel, la hidrata desde dentro y mejora su elasticidad. Además, también ayuda con algunos problemas de la piel como las cicatrices, el acné, las arrugas y otros problemas relacionados con la edad.

Evita los dolores de cabeza y las migrañas

Hace unas semanas te contamos los beneficios mantenerse hidratado mientras estudias para tus exámenes. Y uno de ellos era este: mientras más hidratamos nuestro cuerpo, menor es la probabilidad de sufrir dolores de cabeza o migrañas. Incluso puede venir bien para evitar los dolores de espalda que suelen acompañar a las largas horas de estudio.

Esperamos que ahora tengas mucho más claro cuáles son todas esas razones por las que mantenerse hidratado es bueno para tu salud. Como también, lo importante que es la cantidad y la calidad del agua de bebida de cara a mantener esa correcta hidratación. Esta calidad queda especialmente garantizada cuando se trata de agua mineral natural, ya que es pura y sana desde su origen en el manantial, por lo que no requiere ningún tipo de tratamiento para su consumo. Y en cuanto a su cantidad, los formatos en los que se envasa el agua mineral natural facilitan su disponibilidad para el consumo en todo momento y situación, adaptándose a tus necesidades.

Las aguas minerales naturales, además, presentan una composición en minerales que se mantiene constante en el tiempo, y de la cual podemos beneficiarnos en función de nuestras preferencias y de las necesidades de nuestro organismo. En España existen más de un centenar de aguas minerales naturales y cada una de ellas posee una composición mineral específica que le otorga una personalidad propia e inimitable. No existen dos aguas minerales iguales. La singularidad de cada una de ellas, sus características, dependen de la temperatura, el tiempo de permanencia en el acuífero o la composición del subsuelo que atraviesa. Y no te olvides de algo muy importante, gracias a su etiquetado, podemos conocer exactamente las propiedades del agua que bebemos y su origen, lo que da sentido a todo.

Y ya sabes, si te han quedado dudas, siempre puedes preguntarnos en nuestras redes sociales o seguir buceando en los contenidos de nuestro blog. ¡Nos leemos muy pronto!