Skip to main content
<-div class="row">

Las ventajas de beber agua antes de dormir

Las ventajas de beber agua antes de dormir

beber agua antes de dormir
  

Carlos Gómez - 22 de junio de 2022 - #NaturalDrinkers

Como Natural Drinker que eres, sabes de sobra lo importante que es estar bien hidratado durante todo el día, pero ¿te habías parado a pensar en la noche?

Cuando dormimos nuestro cuerpo sigue consumiendo agua y, por lo tanto, deshidratándose. Mientras esto sucede, no tenemos forma de recuperarlo hasta que nos despertemos, por ello es esencial que el nivel de hidratación previo al sueño sea el adecuado.

Por qué es bueno tomar agua antes de dormir

Tomar un vaso de agua antes de dormir puede parecer algo sin mucha importancia, pero es un pequeño gesto que tiene muchos beneficios. Seguramente, durante el día ya  hayas alcanzado la media diaria de ingesta de agua que establece la OMS como recomendación, pero no por ello es menos importante tener la costumbre de beber agua cuando nos vamos a dormir.

Para que veas su importancia, te explicamos las ventajas que tiene a continuación.

Regula la temperatura

Si a veces te cuesta dormir porque tienes mucho calor o frío, estar poco hidratado puede ser una de las razones. Ahora que llega el verano, el calor nocturno es algo que puede dificultar nuestro sueño, y para combatirlo es muy recomendable beber agua antes de dormir. De esta forma estaremos más hidratados y frescos, lo que hará que pasemos menos calor ya que la temperatura de nuestro cuerpo estará más regulada.


Hidrata la piel

Como hemos visto, el agua aporta, entre otras cosas, elasticidad a nuestra piel, lo que significa que una mala hidratación hará que nuestra piel esté seca. Además, es muy probable que con las temperaturas de verano nuestro cuerpo sude por la noche, y esto baje aún más nuestros niveles de ahidratación. Por ello, beber agua antes de dormir hará que nos levantemos con la piel hidratada… ¡Y lista para tomar el sol!


Mejora la circulación

Beber agua por la noche ayuda a regular la presión de la sangre, y además contribuye en el proceso de transporte y distribución de vitaminas y minerales de nuestro organismo. Si eres una de las personas que sufre calambres por la noche, beber agua antes de dormir disminuirá las posibilidades de que los tengas.


Beneficia al sistema cardiovascular

Este es uno de los beneficios más importantes, ya que sufrir de problemas cardiovasculares es de lo más grave que le puede pasar a nuestro cuerpo. Evitar la deshidratación nocturna bebiendo un vaso de agua antes de irse dormir nos ayudará a prevenir derrames cerebrales e infartos. Además, impedirá que nuestras vías respiratorias se contraigan, ya que beber agua hace que estas se liberen.

Ayuda a la digestión

Esto ya te lo hemos comentado en posts anteriores (aquí iría el hipervínculo del post de los beneficios del agua), pero te lo volvemos a mencionar porque en esta situación es de especial importancia. Cuando nos vamos a dormir, normalmente no hemos cenado hace mucho tiempo, lo que quiere decir que durante el ciclo nocturno nuestro cuerpo realizará el proceso de digestión.

El agua mineral natural contiene propiedades que ayudan en el proceso de absorción de nutrientes y desecho de toxinas, además de que favorece el tránsito de nuestro intestino. Este un motivo más para irse a dormir habiendo tomado agua antes.

¿Qué tenemos que evitar al beber agua por la noche?

A pesar de todos los beneficios de beber agua por la noche que te hemos comentado, hay que tener cuidado con no pasarse, ya que la hidratación nocturna no funciona ‘cuanta más agua mejor’.

Beber agua en exceso puede interrumpir nuestro proceso del sueño ya que es posible que nos tengamos que levantar para ir al baño a mitad de noche, y si nos pasa esto puede ser difícil conciliar el sueño después.

Si has cumplido la ingesta de agua recomendada al día y tienes cierta dificultad para dormir, lo más recomendable es que bebas agua hasta dos horas antes de irte a la cama.

Esperamos que este post te haya servido y, no te olvides de ser un Natural Drinker… ¡De día y de noche!