Skip to main content
<-div class="row">

Protegiendo el origen del agua: un recurso único

Protegiendo el origen del agua: un recurso único

  

Iván Moya - 20 de julio de 2022 - #NaturalDrinkers

El agua de nuestro planeta es un recurso que puede llegar a ser escaso. El calentamiento global y la consecuente subida de temperaturas hacen que nuestra necesidad de agua sea mayor, por ello es de vital importancia la conservación de estas fuentes de cara al futuro. El balance hídrico en España muestra que las precipitaciones son inferiores a la media mundial. Por lo tanto, en nuestro territorio la necesidad de actuación es más urgente.

Las compañías envasadoras de agua mineral trabajan en medidas que ayudan a la preservación de los manantiales de agua mineral, de forma que las siguientes generaciones puedan seguir disponiendo de un recurso tan rico como este.

Acciones que se desempeñan para la protección de los manantiales de agua mineral

Como hemos comentado, las empresas del sector están comprometidas con la preservación de estos manantiales. Para ello llevan a cabo una serie de acciones que, además de brindar su protección, también cuidan el entorno natural que las rodea. Estas son sus principales actuaciones:

Protección del entorno del acuífero:

Se establece el perímetro de protección (superficie de terreno delimitada), con prohibiciones de actividades que puedan perjudicar al acuífero. Se define también un número de zonas según el funcionamiento y características del acuífero. El objetivo es garantizar la conservación de las aguas minerales desde un punto de vista cuantitativo y cualitativo.

Gestión de un volumen sostenible

Se instaura el caudal óptimo de aprovechamiento, regulado por las autoridades competentes, que permite mantener el balance hídrico de la zona y contribuir a la sostenibilidad de los acuíferos. De esta forma, no se extrae más de lo que está permitido, realizando una correcta gestión del mismo y garantizando su equilibro natural.

Preservar la seguridad y la calidad de las aguas

Se siguen unos estrictos protocolos de seguimiento, control e higiene, que van desde la captación del propio recurso hasta el proceso de envasado.

La seguridad y calidad son factores prioritarios en el sector, por ello se le presta especial atención. El agua mineral también es un producto alimentario, así que la higiene y seguridad en el proceso de envasado también es importante para garantizar la calidad.

Protección de la biodiversidad

El sector también está comprometido con el entorno que rodea las zonas de captación, es decir, con los entornos naturales de los que viene el agua, realizando numerosas labores de conservación y protección. A esto se le suma una colaboración con entidades locales y organizaciones medioambientales mediante proyectos y jornadas formativas.

Estas son algunas de ellas:

– Restauración y preservación de las acequias de careo. Las acequias de careo fomentan la biodiversidad en zonas de alta montaña, favoreciendo el crecimiento de especies vegetales endémicas.

– Cesión de agua. La cesión de agua a la Agencia de Medio Ambiente de las correspondientes CC.AA. permite la conservación de especies de fauna, por ejemplo, anfibios, que pueden encontrarse en vías de extinción.

– Proyectos de colaboración con Parques Naturales y Nacionales. Ayuda a la preservación del entorno y a garantizar la biodiversidad de estos parques para colaborar en la lucha contra el cambio climático.

– Proyectos de seguimiento y control de la fauna de la zona. Colaboración con el Parque Natural correspondiente de cada zona para el seguimiento, por ejemplo, de nidos de águila perdicera. También se ha realizado el control del visón americano en ciertas cuencas hidrográficas.

Reforestación del perímetro de protección. Mediante planes de gestión forestal y de biodiversidad, se reforestan los terrenos del perímetro de protección, eligiendo vegetación autóctona del área. Posteriormente, se realiza una revisión de la regeneración natural permitiendo la recuperación de los bosques de ribera. Se realizan plantaciones de árboles en hectáreas cercanas a los manantiales.

¿Por qué proteger un manantial de agua mineral?

El entorno natural de los manantiales son unos lugares ricos en especies de flora y fauna a las que debemos proteger. Hay numerosas razones que justifican la importancia de proteger estos manantiales, ya que éstas nos dan unas aguas minerales que son un producto natural y singular con unas características que las hacen únicas. Y el aseguramiento de la sostenibilidad del acuífero es vital para mantener las cualidades únicas de las aguas minerales y sus beneficios.

Las compañías envasadoras de agua mineral siempre han gestionado los recursos hídricos de forma responsable, sostenible y eficiente para asegurar su continuidad a las generaciones futuras. Para ello, las fuentes de donde proviene el agua están protegidas y requieren de licencias y permisos para su extracción. Un proceso que se debe hacer de forma limitada y manteniendo los niveles de calidad del agua de forma estable para años venideros.

Hasta aquí nuestro artículo de hoy sobre la importancia de las fuentes del agua. ¡Esperamos que te haya servido este artículo!

Recuerda #Naturaldrinker, ¡el agua mineral es la bebida esencial para nuestra hidratación y que debemos beber diariamente!