Skip to main content
<-div class="row">

Consecuencias de no beber suficiente agua

Consecuencias de no beber suficiente agua

  

Iván Moya - 18 de agosto de 2022 - #NaturalDrinkers

La deshidratación sucede cuando el cuerpo se encuentra en un estado negativo de balance hídrico, es decir, cuando necesita o pierde más agua de la que ingiere, y esto puede causar graves problemas en nuestro organismo. Ya te comentamos lo que le podía pasar a tu bebé si no estaba bien hidratado, pero no tomar suficiente agua puede ser también muy perjudicial para los adultos. Además, en un momento como ahora, pleno verano, hay que estar más alerta para prevenir la deshidratación.

La cantidad media de agua en el cuerpo de adulto es de alrededor de un 60%. Es esencial mantener los niveles de hidratación óptimos para que el cuerpo pueda efectuar sus funciones correctamente. Con estas funciones, tales como respirar, sudar, orinar o defecar el cuerpo pierde entre dos y dos litros y medio de agua, una cantidad que debe recuperarse.

Si el agua no se recupera, nuestro organismo puede sufrir consecuencias que van desde síntomas leves (mediante los cuales el cuerpo está manifestando el problema) hasta efectos a largo plazo. Lo que podemos sacar en claro hasta ahora es que la hidratación es una tarea diaria. A continuación, te explicamos las consecuencias de no tomar suficiente agua y te contamos lo que tienes que hacer para mantenerte hidratado.

¿Cuáles son las consecuencias de una pobre hidratación?

Cuando nos encontramos en un estado de deshidratación, nuestro cuerpo nos empieza a dar señales de que algo va a mal. Tenemos que prestar atención a estas señales, ya que en caso contrario pueden derivar en efectos mucho más perjudiciales a largo plazo.

Primeros síntomas

– Sed excesiva

– Debilidad y/o fatiga

– Dolor de cabeza

– Mareos y/o confusión

– Somnolencia y cansancio

– Bajo volumen de orina

– Orina de color oscuro

– Sequedad de boca

Estos síntomas se producen cuando el nivel de deshidratación es leve y ronda el 1% de pérdida de agua corporal. Se puede recuperar bebiendo la cantidad necesaria de agua en 24 horas.

No obstante, si esto no sucede y el estado empeora, se puede dar lugar a alteraciones en el pulso cardíaco y en la respiración, una piel fría y húmeda, e incluso alteraciones en el estado mental, cognitivo y físico. Es de esta forma como pueden suceder los efectos a largo plazo.

Efectos a largo plazo

Si el nivel de deshidratación sigue en aumento, lo primero que sucede es que la presión arterial baja, ya que el volumen de agua en sangre es menor. Esto también afecta al sistema cardiovascular y a los tejidos. Un nivel de deshidratación alto interfiere en la sudoración, el sistema de enfriamiento del cuerpo, por lo tanto, se pueden producir golpes de calor.

En estas fechas de tan altas temperaturas, no debes olvidar que el agua mantiene la temperatura corporal porque regula la sudoración y nos permite tener una temperatura idónea evitando así los golpes de calor.

¿Cómo puedo mantenerme hidratado?

Como hemos comentado antes, la pérdida diaria de agua del cuerpo es de 2-2,5 litros, por lo tanto, esa es la cantidad estimada de agua que debemos beber diariamente. El cuerpo humano no tiene la capacidad de otros animales de almacenar agua, así que hay que reponer cada día la cantidad de agua que se pierde.

No obstante, debemos tener en cuenta que esta cantidad está sujeta a variables como el tiempo o la rutina. Es una cantidad orientativa y media, pero si las temperaturas son elevadas, como ahora en verano, y/o realizamos actividades físicas la cantidad requerida de agua será mayor.

El agua que ingerimos también proviene de los alimentos que comemos, por lo que es recomendable seguir una dieta equilibrada que incluya comidas con altos porcentajes de agua. Ejemplos de alimentos de estas características son frutas, verduras, batidos naturales de estos dos, sopas o caldos.

Además, en los procesos de deshidratación también se pierden sales minerales y electrolitos. El agua mineral es ideal para combatirla, porque como ya sabemos es rica en estos compuestos. Algo que tú como Natural Drinker ya tienes cubierto, por lo que no tienes que preocuparte.

Hidrátate bien y… ¡disfruta de este verano con una botella de agua mineral en la mano!

¡No olvides que el agua mineral es la bebida esencial para todos!