Skip to main content
<-div class="row">

¿Cómo afecta el nivel de hidratación en el rendimiento escolar?

¿Cómo afecta el nivel de hidratación en el rendimiento escolar?

hidratación en el rendimiento escolar
  

Iván Moya - 22 de noviembre de 2022 - Hidratación

Ahora que los colegios y las actividades extraescolares funcionan a pleno rendimiento, no debemos olvidar la importancia de una hidratación óptima de los niños en edad escolar.

Damos mucha importancia a que nuestros pequeños mantengan unos hábitos saludables en cuanto a higiene, alimentación y descanso, pero muchas veces se nos olvida que obtener un buen nivel de hidratación en los niños va a generar múltiples beneficios a nivel físico y mental.

El agua es un nutriente esencial para la vida y el componente con mayor presencia del cuerpo humano, en el que participa de alguna forma en prácticamente todos los procesos fisiológicos.

Consecuencias de la deshidratación en el rendimiento académico (H3)

Varios estudios han demostrado una relación directa entre una mala hidratación y el rendimiento escolar e incluso el ánimo de nuestros hijos. Los niños regulan peor los fluidos, puesto que tienen una mayor tolerancia al calor, tardan más en aclimatarse y su tasa metabólica es mayor durante el ejercicio de una actividad física.

Además, un estudio de la Universidad Complutense en el que estudiaba la relación de la ingesta de agua y la función cognitiva determinó que el 80% de los niños participantes no cubrían el requerimiento de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria.

Asimismo, se determinó que, a mayor agua corporal, mejor rendimiento se obtenía en velocidad de procesamiento y efectividad.

→ Descubre más sobre los síntomas, causas y consecuencias de la deshidratación en niños.

¿Cuánta agua deben beber los niños? (h3)

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria recomienda una ingesta de 2,1 litros para los niños y 1,9 litros para las niñas con actividad física normal.

Al igual que ocurre con otros órganos, el cerebro necesita de una óptima hidratación para obtener buenos niveles de atención, motivación o memoria.

El principal consejo que os damos es que facilitemos el acceso a fuentes de hidratación por parte de los más pequeños de la casa para que vayan adquiriendo el hábito de beber de forma natural.

Cómo fomentar buenos hábitos de hidratación en la escuela (h3)

Para que los niños y las niñas obtengan buenos hábitos de hidratación, además, te ofrecemos una serie de consejos para fomentar este hábito tan saludable:

  1. No esperes a que los niños tengan sed y ofréceles de forma recurrente agua.
  2. Prioriza el consumo de agua, especialmente si es agua mineral.
  3. ¡Haz que sea divertido! Ofrece vasos de colores de sus personajes preferidos.
  4. En casa puedes utilizar un dispensador adecuado a su edad con agua mineral para fomentar su autonomía y que empiece a adquirir el hábito de beber más allá de las comidas.
  5. Llevar bebidas a los espacios donde jueguen y tener siempre a mano una botella, cantimplora o recipiente para llevar agua.
  6. Fomenta el consumo de frutas, verduras, sopas y alimentos con un alto componente de agua.
  7. Para los pequeños amantes de la cocina, podéis preparar aguas saborizadas con frutas y agua mineral. Seguro que les encanta prepararos un refresco hecho por ellos.
  8. Si son muy activos y/o realizan actividad física de forma intensa, tenemos que acostumbrarles a que beban agua antes, durante y después de cada entrenamiento.
  9. ¡Predica con el ejemplo! Si te ven bebiendo de forma frecuente, tendrán más ganas de beber.

Siempre que sea posible, elige hidratarlos con agua mineral porque es la opción más natural y está recibiendo el agua en su estado más puro, sin filtrados ni tratamientos químicos. Y como bonus track, favorece la recuperación de sales minerales como calcio, magnesio o sodio y electrolitos que vamos perdiendo a lo largo del día.

→ Descubre más sobre los beneficios del agua mineral

¿Qué te parecen estos consejos #NaturalDrinkers? ¡Recuerda siempre ver mucha agua!